21 abr. 2010

Golpe de gracia de Gaia

No es que me alegre lo que está pasando con este volcán islandés de nombre impronunciable. Si me viese afectado no opinaría así, pero no puedo evitar sentir cierta admiración por el caos producido. El ser humano, en su prepotencia, sigue creyendo tener el absoluto control sobre el medio que le rodea.
Catástrofes naturales, las vemos por doquier en los medios de comunicación, pero como sólo afectan a los pobres.... Pero cuando el evento en sí afecta a los paises ricos y vemos que la tragedia no es humana sino económica, traducida a millones de euros diarios, es cuando los medios abordan la noticia con más frenesí, siguiéndola minuto a minuto.
Me gusta que Gaia, de cuando en cuando, de un manotazo sobre la mesa, como diciendo: !Aquí estoy yo!. Ahora sólo nos toca meternos la soberbia en el bolsillo y esperar.