22 feb. 2012

Alumnombies: realidad o ficción

Era cuestión de tiempo, que su número aumentase y se infiltrasen entre nosotros. No se conoce bien su origen, aunque el primer caso documentado data del año 2009, cuando un individuo fue visto entrando al recinto del centro, saltando la valla. Creyendo que era un alumno normal, se le interrogó sobre su comportamiento, pero sólo respondió con sonidos guturales y actitud evasiva. Desde entonces, poco a poco, su número ha crecido. Ahora es más dificil identificarles ya que su capacidad adaptativa es vertiginosa, y ya se expresan, más o menos bien, en castellano.
A continuación voy a exponer una serie de rasgos, que caracterizan a los que comunmente llamaremos Alumnombies, aunque su verdadero nombre científico es Homo zombiens. Dichos rasgos se han obtenido fruto del trabajo conjunto entre nuestro Departamento de Biología, en colaboración con el Smithsonian Institute de Florida y el Departamento de Psicología Zombie del Instituto Max Planck, de Viena.
Rasgos para su identificación:
- Caminan a velocidad lenta y uniforme, lo que les hace llegar con retraso habitualmente.
- Se muestran confusos al oir palabras como ubicuo, inherente, excelso, etc, debido a su vocabulario limitado.
- Cuando oyen cualquier tipo de notas musicales a través de la megafonía, muestran un impulso irrefrenable a regoger con presteza sus pertenencias y abandonar el aula.
- A veces caminan sin un rumbo fijo, como desorientados. Podría deberse a que tienen escasa memoria y tardan, cerca de 4 meses, en aprenderse el horario escolar.
- No aguantan más de 50 minutos sin contactar con otros alumnombies, lo que les hace buscarse desesperadamente por los pasillos y volverse a saludar, aunque se acaben de ver.
- Cuando están con otros alumnombies, se vuelven lentos y sordos. Si te quieres comunicar con ellos, en ese momento, tienes que conseguir atraer su atención y después hablarles despacio y en un tono alto.
- Tiene problemas al escribir. No controlan bien la escritura, por lo que, frecuentemente, rebasan los límites del papel, extendiéndose, por tanto, por la mesa.
- Tienen una única unidad de medida: el Mazo.
- En su cultura, es tabú, utilizar las papeleras.
- Los machos tienen gran sensibilidad en la zona de la cintura, por lo que no soportan llevar cinturón.
- Tienen gran destreza en manejar un movil durante las clases, mientras mantienen la mirada fija en la pizarra.
- Las demostraciones de afecto entre alumnombies, consisten en empujones, collejas, golpes diversos, roces y abrazos compulsivos.
- En los primeros días de septiembre, suelen vacíar la información acumulada, del año anterior, en sus diminutos cerebros.
- Suelen constituir grupos sociales con estructura jerárquica. Según un reciente estudio, parece que son las calificaciones, lo que marca el status de un individuo. Calificaciones inferiores a 2, suponen un gran reconocimiento y admiración dentro del grupo. Los individuos con calificaciones superiores a 5, ocupan la escala más baja.
- La vejiga urinaria de los alumnombies, es de reducido tamaño, lo que les hace ir a miccionar frecuentemente.
- Establecen fuertes vínculos emocionales, a través de la red, con otros alumnombies, aunque a la mayoría e ellos no les vayan a ver en persona en toda su vida.
- En las excursiones, pierden rápidamente la energía física al caminar más de 10 metros. Y se comunican con alaridos, vociferando como los pastores trashumantes.
- Su estado emocional depende de la concentración en sangre, de la hormona internetalina. Si alcanzan los 3 gramos al día, por litro de sangre, su estado de ánimo es óptimo. La hipófisis es capaz de sintetizar, hasta 1 gramo de esta hormona, por cada hora de conexión.
- No se ha detectado la presencia de individuos, en zonas donde no llegue una conexión wifi.
Todavía no se ha encontrado ningún caso de hibridación con humanos, aunque hay sujetos en estudio actualmente. Parecen responder bien a las técnicas empleadas por César Millán, el enantador de perros. Se ha llegado a controlar hasta grupos de 30 individuos, con relatvo éxito.
Si conoces algún individuo con estas características envía ALTA ALUMNOMBIE al 5644. Si eres un alumnombie, no habrás entendido todo el texto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nacho, como madre de un alumnobie, permíteme que intente justificarlos, sólo para poder seguirles mirando sin “resquemor”. Creéme que necesito tener la seguridad que hay luz al final del túnel y que no son los faros del tren que viene a pillarnos. Allá voy:
Su sistema nervioso es aún inmaduro, por lo que sus interpretaciones y asociaciones de ideas distan mucho de ser certeras.
Su experiencia vital se reduce a unas pocas frustraciones (no me han comprado las deportivas de 150€ que quería, ¿cómo que no puedo volver a las 12?, los padres de mis amigos les dan 20€ cada finde… y un largo de etcétera de profundos problemas existenciales), el resto de sus contratiempos son neutralizados sin demora por unos progenitores que tratan de evitar, por comparación de posesiones materiales, una autoestima baja. En el mejor de los casos, nos vemos obligados a sacrificar responsabilidades a favor de una buena sociabilidad o adaptación al medio (no sé si me entiendes). A veces, cuando no vienen de serie, hay que elegir un delicado equilibrio entre la obligación y la devoción.
Las madres que tenemos que educar hijos aún es peor, porque yo entiendo más los suspiros y corazones de colores en la agenda que los empujones, el tocarse el paquete y el mear en las esquinas para marcar el territorio.
Para terminar y por no alargarme mucho, siempre he pensado que los hijos son como las amanitas, apetecibles por fuera pero mortales por dentro.
Después de todo, cuando las madres llamamos a un profe por teléfono lo único que deseamos escuchar al otro lado de la línea es: Ayuda humanitaria, ¿dígame?

Gloria (madre de un alumno de 3º)

Nacho Pérez dijo...

Gracias Gloria por tu análisis. Claro que al final del tunel hay luz, lo que pasa es que hay días que el túnel parece kilométrico.
Pero los padres solo tenemos unos pocos niños en casa, y en cambio los profes tenemos 30, cada 50 minutos.
Estoy bastante e acuerdo con todo lo que argumentas. Salu2