9 feb. 2010

El cansancio de los martes

Como es habitual, los martes de 13,10 a 14,00 mis queridos niños de 2º de bachillerato, están cansados, e intentan convencerme para que no de mucha clase. Hoy, la estrategia ha sido abrir un debate, de esos en los que arreglamos el mundo. Aunque era consciente de la maniobra, no me ha importado entrar al trapo. Me gusta ver cómo estos proyectos de adultos se preparan para saltar al ruedo de la vida.
La ciencia se basa en el análisis crítico del entorno y, creo que aplicarlo a la vida, puede aportar una mirada distinta de lo cotidiano. Y, todo ello, lo intento inculcar entre enzimas, cromatinas, fosfolípidos, etc

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta esa procupación por cultivar unos alumnos que vayan más allá del tuenti(Como Nacho no se cansa de repetir) y de la selectividad...

Para cualquier profesor, dedicarse a debatir durante una clase de evolución o de recusos es una pérdida de tiempo, porque no da tiempo a dar los contenidos que entran en selectividad.

es una de las pocas oportunidades que tenemos en este curso de sacar algo de nosotros y reflexionar sobre temas en clase, que tienen que ver con los contenidos que estudiamos.
Es una reflexión unida a un conocimiento que no se olvida, que eta bien aprendido porque ha sido con gusto.


Porque no tendré ni idea de comentar un poema de Lorca, pero disfruto de él.

Porque no me habré aprendido la teoria celular, pero hoy en clase de biología aprendí a respetar al "extrangero" porque es mi hermano y los dos nacimos en el rift Africano.


Porque suspenderé selectividad, pero habré aprendido millones de cosas.
Aunque nadie, ni siquiera mis padres, me den algun tipo de reconocimiento.

Anónimo dijo...

GRACIAS POR HACERNOS CASO, Y COMENTAR ALGO DE NOSOTROS.

JAJAJ QUE POCO NOS QUIERES

Anónimo dijo...

Y gracias, también, por querer sacar algo más de nosotros.

Nacho Pérez dijo...

No hay que dar las gracias, porque para mi es un placer daros clase, aunque sea debatiendo. Ya me agobiaré dentro de unos meses, si veo que no me da tiempo.
Por cierto, no me gusta ese desánimo ante la selectividad.

Anónimo dijo...

UEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

Anónimo dijo...

vale funciona lo de los comentarios