20 ene. 2013

Capricho geológico

En el Parque de Ischigualasto en Argentina, se encuentra una zona de paisaje mágico, llamada el Valle de la Luna. Uno de los elementos que más atraen a los turistas es la llamada Cancha de Bochas, donde podemos encontrar estas extrañas esferas sobresaliendo del terreno desértico. El lugar es de gran cautivadora belleza, fruto de un capricho geológico. El agua subterránea, rica en carbonato cálcico, ha ido cementado restos del terreno, que fueron adquiriendo una forma esférica. Tiempo después quedaron expuestos a la erosión superficial de tipo diferencial, donde fueron quedando los restos más duros.


Para que luego digan mis alumnos que la geología es aburrida.

No hay comentarios: