15 may. 2013

El papel del profesor en la escuela

El reto actual que tenemos los docentes es conseguir que el alumno decida que lo que le estamos contando le interesa. No es una tarea sencilla, pero se puede conseguir. Para ello los docentes debemos:
  • Mostrar una actitud de respeto hacia nuestro alumnado, si queremos que ellos nos respeten.
  • Mostrar una actitud tranquila y serena en el aula: los alumnos son muy sensibles al buen o mal humor habituales de su profesor.
  • Tener un conocimiento y comprensión de la escala de valores de nuestros alumnos: la familia y el centro escolar deben ser el lugar donde nuestros alumnos obtengan los refuerzos positivos, para que no busquen esos refuerzos en otro lugar.
  • Adaptarnos a los nuevos sistemas y herramientas de aprendizaje: medios informáticos, pizarras digitales, aula virtual, libro digital, etc…
  • Ser conscientes de nuestra responsabilidad: de nuestro trabajo depende que los alumnos logren los propósitos educativos correspondientes a su nivel.
  • Resultar coherentes: los adolescentes son muy críticos y rechazan actitudes “incoherentes” en los adultos. El problema es que muchas veces el mensaje que le transmite la sociedad a nuestros alumnos, no coincide con el que reciben en el aula.
  • Planificar las actividades: continuamente debemos planificar previamente cómo interesar a los niños, cómo mantener su atención, cómo lograr que comprendan tal o cual concepto o avancen en el desarrollo de una habilidad, qué hacer con los niños más atrasados, etc… Posteriormente hay qué revisar cuáles de estas actividades resultan más eficaces.
  • Colaborar entre profesores: intercambiar experiencias, establecer prioridades del trabajo docente, acordar algunas estrategias comunes, dar seguimiento a las tareas planificadas, etc…
 Además de esto, los proyectos educativos que desarrolla el centro ayudan de manera muy eficaz a mejorar la calidad de nuestra enseñanza. Cabría destacar por ejemplo los siguientes proyectos que se desarrollan con éxito en distintos centros educativos: Ecoescuelas, GLOBE, Un día en la ópera, Trabajos de investigación de bachillerato, Coros escolares, Viajes de Intercambio, Huertos escolares, Aula Virtual, etc. También cabría destacar el Aprendizaje cooperativo como herramienta en el aula muy útil, sobre todo, con los alumnos más desmotivados. Por último, señalar la importancia en el diseño de unas buenas Actividades Escolares.
Hay que mantener el entusiasmo por nuestra labor docente, no desanimarnos y decir ADIOS definitivamente a la falta de motivación en el trabajo, la rutina, el desgaste y el aburrimiento.

No hay comentarios: