9 mar. 2011

Regreso a nuestros orígenes

Los primeros habitáculos que utilizaron nuestros antepasados, fueron las cavernas y abrigos rocosos que proporcionaba la naturaleza.
Ahora en el 2011, la tecnología constructiva del ser humano, nos ha permitido poder habitar cualquier rincón del planeta. Las viviendas solares, que hasta hace poco nos parecían ciencia ficción, hoy ya son una realidad en vertiginoso desarrollo.
Gracias a estos avances tecnológicos, el hombre se está planteando empezar a construir un asentamiento estable en la Luna. Desde hace unos días, esta idea presenta mayores posibilidades de éxito, con el descubrimiento por parte del robot indio Chandrayaan-1, que explora la superficie lunar, de una enorme caverna de 1,7 Km de largo por 120 m de ancho.
ISRO anuncia descubrimiento de enorme caverna en la Luna
Esta caverna, situada en Mare Ingenii, cerca del ecuador lunar, reúne las condiciones idóneas para establecer una colonia en nuestro satélite. En el interior la temperatura se mantiene en -20º C, frente a los 100º C diurnos y los -150º C nocturnos, que sufre la superficie. Además, en su interior, estaríamos a salvo de las radiaciones solares y los impactos de micrometeoros, sin mencionar las ventajas económicas, por abaratar considerablemente la construcción de dicha colonia.
En nuestro planeta, comenzamos en cavernas y, como no podría ser de otra manera, el inicio en la Luna será en una caverna. Regresamos a nuestros orígenes.

1 comentario:

Diego Caro dijo...

Me parece impresionante que el progreso científico y concretamente los avances que se consiguen en este campo nos estén llevando tan cerca de habitar lugares fuera de la Tierra. Pero me preocupa que aquí en la Tierra, por muchos progresos que conseguimos, la gente sigue muriéndose de hambre. Aunque me interesan muchos los temas de investigación en el espacio, habría que plantearse si es o ético gastar lo que se gasta en salir de nuestro planeta y no gastarlo en mejorarlo.