10 may. 2011

Gracias

En estos días tan tristes para mi, habéis sido muchos los que me habéis mostrado vuestro cariño. Os lo agradezco de todo corazón, aunque la armadura anti-vulnerabilidades que, por mi profesión, llevo encima, no os haya permitido atisbarlo. Estos detalles de afecto sincero no los voy a olvidar. Desde aquí os doy las gracias.
Han sido unos día de muchas emociones, recuerdos, encuentros, etc.
Aunque en el día a día, nos perdamos en la rutina, y no dediquemos tiempo a los demás, he podido comprobar el fuerte vínculo que nos une a todos con respecto a la muerte de un ser querido. Y ese vínculo, traducido en abrazos, palabras, miradas, silencios, es el mejor consuelo que uno puede tener.
Pero si tengo que darle gracias a alguien, en mayúsculas, es a mi padre, por haber sido cómo era y haberme enseñado tanto. Ya me gustaría llegar a tener un 10% de la bondad y paciencia, que él tuvo, y necesito en el aula. Gracias por haberme dado ese sentido del humor y alegría, que derrochabas por doquier. Y gracias por haber sido un padre ejemplar. Intentaré estar a la altura.
Alguien que me aprecia, me dijo al darme el pésame: "no cambies". Claro que no voy a cambiar. Todo lo bueno que podais ver en mi, se lo debo a mis padres.
Gracias, papá.

3 comentarios:

marina :-) dijo...

Buf Nacho me he quedado sín palabras . La verdad es que el tener un padre y una madre es el regalo más grandioso que el Señor nos ha podído dar . Enserio me he emocionado , y no permitas que el mundo cambie tú sonrisa , haz que tú sonrisa cambie el mundo :-))! ánimo Nacho !!

Nacho Pérez dijo...

Me gusta eso de que mi sonrisa cambie el mundo. Gracias Marina

alba dijo...

res como tu padre, pero también como tú. Se trata de eso de tener el aire de familia, y conocer en todo momento la referencia del origen, para vivir alegre, con humor y ese sentido de agudeza que te caracteriza, aún en momentos difíciles, salva situaciones y rompe momentos malos.No te preocupes quien te ve , ve la bondad, el sacrificio y la legria de tu padre. Alba