17 may. 2011

La furia de la naturaleza

Está claro que estamos presenciando un cambio climático en nuestro planeta, aunque yo soy de los que opina que el papel de la acción humana en el mismo, no esá tan clara como nos quieren hacer creer. Lo que sí parece que será cada vez más cotidiano, son los fenómenos meteorológicos extremos de carácter local.
Llevamos dos semanas en Galapagar, que no ganamos para sustos. Primero fue la tremenda granizada que, por dos veces casi seguidas, barrió con virulencia dicho municipio. Algunos trozos alcanzaron los 4 cm de diámetro y la capa que se formó por acumulación del granizo superó, en algunos lugares los 20 cm.
En la siguiente imagen, podeis observar la plaza del ayuntamiento de Galapagar, en plena granizada.
Y este sábado pasado, a las 16,00h, la caida de un rayo, ha provocado numerosas averías en Galapagar. La violencia del mismo se hizo notoria en la manera de vibrar los cristales de mi vivienda. Parecía que iba a estallar todo el edificio. Después, la calma.
La naturaleza, de cuando en cuando, nos pone en su sitio.

No hay comentarios: