11 nov. 2009

In Memoriam

A veces me he planteado si soy buen profesor o no. Para responderlo, primero me preguntaría ¿comparando con quién?. Si me comparase con mi amiga Lara, tendría la certeza absoluta de que no soy buen profesor.
Ya han pasado 2 meses desde que recibimos la terrible noticia de su pérdida, en la flor de la vida, pero es que en esta partida las cartas ya estaban repartidas y no llevaba buena jugada.
En el tiempo que la conocí, me admiró su capacidad y seriedad en el trabajo, el cariño que le demostraban sus alumnos y, sobre todo, su sonrisa y entereza para afrontar los problemas.
Trabajamos codo a codo durante más de cinco años, de los cuales me siento orgulloso y afortunado. !Qué buen equipo formábamos!.
Transcurridos estos dos meses sin ella, me siento ya con las fuerzas de dedicarle este pequeño homenaje.
En los días en que se hace más difícil el trabajo en el aula, su imagen viene a mi mente y me da fuerzas para esforzarme en ser mejor.
Este curso te lo dedico a ti Lara, descansa en paz.

No hay comentarios: